Huaraz y la Cordillera Blanca

Recetas de Postres peruanos Recetas de Postres peruanos, dulces y bollos

 

Has vuelto. Te duele todo, cada parte de tu anatomía, desde la punta de tus pies hasta tu cabeza, pasando por tus piernas, brazos y costillas. No puedes pararte y seguir caminado. Pero ante todo eso, ante todo el dolor, eres feliz.  Porque has hecho todo con ímpetu, has gastado todas tus energías y esfuerzo en lograr atravesar la Cordillera Blanca, la misma que vive sus últimos días, por eso tu esfuerzo, porque no había tiempo que perder, porque la naturaleza también pierde ante la mala acción de otros hombres. Te duele todo, pero eres feliz y eso es lo que más importa ahora.

Huaraz y la Cordillera Blanca

Has atravesado nevados imponentes, atardeceres de ensueño despertando el cansancio que pesaba sobre ti, y sensaciones diversas que ahora en tu cama, rendido ante el dolor, puedes recordar una a una, porque has estado a miles de metros sobre el nivel del mar tan cerca del cielo, con frío, con hambre, pero has pasado todo eso, ha sido una aventura única, y vuelves a repetirlo esta vez a media voz: Ha valido la pena. En tu recuento por el recorrido admitirás que fuiste muy valiente, llegaste a la ciudad y partiste a las montañas sin previo aclimatamiento, realmente fuiste valiente y osado., pero no tonto, te proveíste de chocolates para el frío, de agua pura, de fruta para el hambre, de medias para el frío, de lentes para el sol, de todo lo esencial para iniciar el camino.

Huaraz y la Cordillera Blanca

Pasaste por Yungay y Caraz donde en sus viejas calles disfrutaste del paisaje y probaste un helado de los distintos sabores que todos puedan imaginar, también visitaste el cementerio que se formó por aquel terremoto que sepultó a cientos de personas en la década del 70, viste la única iglesia que sobrevivió a la cólera de la naturaleza. Seguiste tu camino y el cansancio empezó por tu piernas cundo llegaste a los nevados y lagunas en lo más alto de las montañas, pero para ser sinceros no todo fue a pie, ciertas rutas las hacían en automóviles, pero lo demás si era a pie. Todo sobre Egipto y Tutankhamon exposicion, historia, turismo Tutankhamon exposicion

Huaraz y la Cordillera Blanca

Dormiste y amaneciste con el frío, el viento te anunciaba un nuevo día y el sol golpeaba a tus ojos, esa mañana irían a los nevados del Huascarán, donde para ahorrar energías un caballo te transportaría hasta donde el hielo invadía el camino, luego todo sería a pie, subir no es nada fácil, estás sobre abrigados, pero el sudor te hace pensar en deshacerte de ciertas ropas, lo piensas, lo haces. Llegas a lo alto te sientes el rey del mundo allá arriba, con frío, hambre, pero ha valido la pena. Luego sentirás dolor en todo tu cuerpo, pero seguirás pensando que valió la pena y que al otro año volverás por más a Huaraz (Allí se pueden conseguir hoteles baratos). 

Fotos: Flickr

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://viajeaperu.es/huaraz-y-la-cordillera-blanca.html/
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

Top 20